Cambiar el líquido del refrigerante

Guía para cambiar el líquido del refrigerante a tu auto

Este líquido del refrigerante es el encargado de mantener la temperatura del motor para que funcione correctamente, ya que circula por todo el motor para luego llegar al radiador donde baja su temperatura y luego regresa de nuevo al motor. Por tal motivo, la repetición de este proceso hace que los componentes del refrigerante se desgasten y pierdan su formulación y consistencia, lo que puede ocasionar que el motor sufra un recalentamiento. Por esta razón, se recomienda cambiar el líquido del refrigerante cada dos años o cada 50.000 Km. Sin embargo, puedes consultar el manual del fabricante del carro para corroborar el tiempo en que debes realizar el mantenimiento al refrigerante. Además, puedes buscar cuantos galones utiliza y las especificaciones del refrigerante para el coche. A continuación te indicaremos los pasos a seguir para cambiar el líquido refrigerante a tu vehículo:Liquido refrigerante

  1. Verifica que el motor del coche este frío.
  2. Verifica donde tiene el drenaje o grifo el radiador. Por lo general, se encuentra en la parte inferior del radiador y lo puede distinguir porque tiene una forma de “T”, si no lo encuentra debes consultar con el manual del fabricante.
  3. Debes elevar el carro para el acceso al grifo por la parte de abajo. Tienes que asegurar el carro con bloqueadores en los cauchos traseros, coloca el freno de mano y luego sube el coche con un gato.
  4. Coloca un envase de plástico lo suficientemente grande (ponchera o tobo) debajo del radiador donde se encuentra el grifo para que caiga el líquido refrigerante viejo.
  5. Abre el grifo y retira la tapa del radiador, también debes retirar la tapa del envase del depósito del refrigerante.
  6. Espera que salga todo el refrigerante.
  7. Retira la ponchera o el tobo y coloca el líquido refrigerante viejo en varios envases plásticos con tapa.
  8. Coloca de nuevo la ponchera o tobo debajo del radiador donde está el grifo.
  9. Agrega agua con una manguera en la boca del envase del depósito del refrigerante.
  10. Espera que se llene el radiador y con el grifo del radiador abierto encienda el carro, sin acelerarlo. Cuando el agua salga limpia por el grifo del radiador apaga el carro y cierra el grifo. Si empiezas a notar que la temperatura del carro empieza a subir más de la normal, apaga el carro inmediatamente y cierra el grifo.
  11. Deja reposar el carro y cuando esté frío repita los pasos 4 hasta el 6, para que salga el agua.
  12. Retira el recipiente con agua y cierra el grifo.
  13. Baja el carro, retira los bloqueadores y el gato.
  14. Vierta la cantidad del líquido refrigerante en el envase del depósito del refrigerante hasta que llenes el radiador y el envase de refrigerante llegue al nivel máximo.
  15. Coloca la tapa del depósito refrigerante y la tapa del radiador.
  16. Prende el automóvil por 10 minutos pero sin dejar de ver la temperatura. Si la temperatura empieza a subir debes apagar el auto y realizarle una purga al sistema de enfriamiento. Que consiste en sacar cualquier partícula de aire que se encuentra en el sistema de enfriamiento, con solo abrir la tapa del radiador y la tapa del depósito del envase del refrigerante, podrás ver que salen burbujas del interior del envase. Por tal motivo, al ejecutar el trabajo debe esperar que el motor del auto este frío para poder abrir cualquiera de las dos tapas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *